viernes, 7 de diciembre de 2012

Un pacto en defensa del autogobierno


El Pacto por Andalucía propuesto por el presidente Pepe Griñán es una plataforma de diálogo y consenso para afrontar desde la unidad los grandes retos de Andalucía. La crisis económica, agravada por las decisiones del gobierno del PP, está debilitando los consensos constitucionales, y de nuevo el autogobierno se convierte en la mejor fórmula para responder a las necesidades de Andalucía en estos momentos.

Podemos salir adelante, con el esfuerzo de todos, por eso esta oferta de diálogo liderada por Pepe Griñán debe ser atendida por el conjunto de los partidos políticos andaluces.

El Pacto por Andalucia propuesto por el presidente Pepe Griñán es una plataforma de diálogo y consenso para afrontar desde la unidad los grandes retos de Andalucía. La crisis económica, agravada por las decisiones del gobierno del PP, está debilitando los consensos constitucionales, y de nuevo el autogobierno se convierte en la mejor fórmula para responder a las necesidades de Andalucía en estos momentos. Podemos salir adelante, con el esfuerzo de todos, por eso esta oferta de diálogo liderada por Pepe Griñán dEl Pacto por Andalucia propuesto por el presidente Pepe Griñán es una plataforma de diálogo y consenso para afrontar desde la unidad los grandes retos de Andalucía. La crisis económica, agravada por las decisiones del gobierno del PP, está debilitando los consensos constitucionales, y de nuevo el autogobierno se convierte en la mejor fórmula para responder a las necesidades de Andalucía en estos momentos. Podemos salir adelante, con el esfuerzo de todos, por eso esta oferta de diálogo liderada por Pepe Griñán debe ser atendida por el conjunto de los partidos políticos andaluces.ebe ser atendida por el conjunto de los partidos políticos andaluces.

domingo, 2 de diciembre de 2012

El mal gobierno de la crisis



Desde la llegada al Gobierno del PP estamos asistiendo a un proceso de agresión y privatización del Estado del Bienestar que está comprometiendo derechos sociales y derechos civiles que los ciudadanos españoles hemos ido alcanzando gracias a la gestión de gobiernos socialistas.

El Estado del Bienestar está gravemente herido y las últimas medidas adoptadas por Rajoy son especialmente dañinas. La Ley de Tasas Judiciales es un paso más hacia la privatización del Estado de Derecho y la decisión de tocar las pensiones supone una agresión sin precedentes a nuestros mayores.

Sobre estas dos cuestiones me gustaría hoy compartir con vosotros una reflexión a través de este blog.

domingo, 21 de octubre de 2012

Orden de prioridades


Las personas están antes que la deuda. Tenemos obligaciones políticas y sociales que no podemos dejar pasar por atender a nuestras obligaciones económicas.  El debate económico no puede ni debe sepultar cuestiones urgentes que determinan el futuro de todos los andaluces y andaluzas.

Cuestiones como nuestro modelo de Estado, puesto actualmente en cuestión desde diferentes frentes, exigen una reflexión profunda y meditada, que sepa canalizar todas las sensibilidades para garantizar una convivencia pacífica, plena, duradera y fructífera.

El debate sobre modelo de Estado no es una cuestión académica, teórica o abstracta. Cualquier cambio en la arquitectura política, territorial y social de nuestra Democracia tendrá una repercusión directa en la vida de todos los hombres y mujeres de este país.

Precisamente porque el empleo es lo primero, porque la educación y la salud son cuestiones prioritarias para los socialistas, desde el PSOE de Andalucía hemos puesto en el centro de la agenda política la reflexión sobre el futuro de la igualdad de oportunidades en España, cuya mejor garantía es la evolución hacia un Estado federal, cooperativo y social. 

Ayer, los socialistas andaluces celebramos el primer encuentro del Grupo de Reflexión sobre este modelo federal, que aboga por una reforma constitucional que esté al servicio de los ciudadanos. Si recientemente se cambió la Constitución con urgencia para responder a las necesidades de la economía igual de crucial resulta adecuar nuestra Carta Magna para responder a las necesidades de las personas.

Porque debemos avanzar en convivencia democrática, en la consolidación y el desarrollo del Estado del Bienestar, en relación con  la igualdad de oportunidades,  en alcanzar una mayor cohesión social, en el reconocimiento y respeto del pluralismo lingüístico y cultural de los territorios con lengua  propia, y en otros muchos aspectos.

Estos son los temas que están encima de la mesa, y nos sorprende que desde el PP de Andalucía hablar sobre estas cuestiones se considere una desfachatez. La única explicación que encontramos a esta reacción es que a Zoido no le gusta que sea Andalucía la que lidere un debate nacional, la que marque los tiempos en política.

Pero, por mucho que no le guste al PP andaluz, Andalucía va a estar a estar en primera línea de todos los grandes debates de este país, y nuestra aportación volverá a ser decisiva, como ya lo fue en la construcción el Estado de las Autonomías. 

Por eso hoy, os invito a profundizar en las bases de esta propuesta que desde Andalucía estamos impulsando y que en breve plazo tendrá su desarrollo fruto del trabajo de los expertos que ayer constituyeron el Grupo de Reflexión del PSOE de Andalucía.

Nuestro objetivo es que las conclusiones de este Grupo sirvan de base al consenso y el acuerdo de los partidos y de los territorios de España para garantizar la igualdad de oportunidades del conjunto de la ciudadanía, para garantizar por ejemplo, las pensiones de los trabajadores, vivan donde vivan, y hayan nacido donde hayan nacido; para garantizar el  empleo, la educación, la salud.

Porque estas cuestiones deben unirnos a todos, hacernos fuertes, y porque sobre estos pilares es donde tiene que darse el primer acuerdo, forjarse la unidad. En eso consiste el Federalismo cooperativo y social, fundamentado en la unidad y en el reconocimiento y respeto de la pluralidad.

Porque es posible, lo hemos demostrado a lo largo de 30 años, hacer compatibles los intereses generales y de los diferentes territorios. Pero también es cierto que ha llegado el momento de ajustar este modelo a las necesidades y circunstancias actuales, asumiendo con naturalidad la necesidad de la reforma constitucional.

Es preciso actualizar nuestro modelo de convivencia, que ya es prácticamente federal. Se trata de perfeccionar nuestro modelo político de organización territorial, racionalizándolo y formalizándolo en la Constitución.

Nuestra propuesta para esta reforma contempla, de partida, los siguientes elementos:

- Garantía de la igualdad de todos los españoles.
- Pleno reconocimiento y respeto a la diversidad y a las singularidades de los territorios que integran España, en los que todos convivimos.
- Establecimiento de los objetivos compartidos para el mantenimiento y desarrollo de nuestro modelo de bienestar social y su sostenibilidad.
- Definición de suficientes elementos estructurales de participación que permitan la integración de los entes federados en los procesos de toma de decisiones de la federación.
- Clarificación constitucional del reparto de competencias, fundamentándolo en el principio de subsidiariedad y configurando lo mejor posible las responsabilidades esenciales de la federación, de tal manera que de ello resulte un federalismo responsable y garante de la igualdad de oportunidades y, de otro, que las unidades federadas dispongan de las capacidades necesarias para un autogobierno de la máxima calidad en el marco del respeto al interés general.
- Reforma del Senado, para que cumpla adecuadamente con la función de ser la Cámara de representación territorial, para que los entes territoriales puedan participar en la formación de la voluntad federal y servir como instancia final común y central para la formulación del “interés general” y como foro o espacio democrático para el debate, la participación y el encuentro en todas las materias que afecten a sus intereses o tengan una transcendencia territorial.
- Revitalizar la Conferencia de Presidentes como espacio de encuentro, diálogo y debate  al más alto nivel político sobre las grandes cuestiones que afecten a los intereses comunes y a las relaciones entre las instancias centrales y territoriales.
- Mejorar los mecanismos de coordinación, colaboración y cooperación tanto multilaterales como bilaterales, primando aquellos que tienen una naturaleza multilateral en relación con los asuntos y materias comunes centrales del sistema, estableciendo en todo caso el marco más adecuado para el ejercicio de la lealtad mutua en las relaciones entre los entes federados y la federación y de aquellos entre sí.
- Diseño de un sistema institucional que permita dar satisfacción plena a la autonomía y al autogobierno en el marco de la unidad desde la pluralidad  que ha de proporcionar la Constitución de un Estado que todos podamos reconocer como propio. Particular importancia adquiere en este plano la adecuación del poder judicial a la descentralización política territorial.
- Por último, pero no en último lugar, establecimiento de un sistema de financiación basado, entre otros, en los principios de suficiencia, corresponsabilidad, solidaridad y estabilidad, que sostenga de la manera más justa, equitativa y eficaz que sea posible la realización de los objetivos e intereses generales y parciales de cada uno de los entes autónomos y, con ello, los de todas las personas que integran la población del Estado español.

Sobre todas estas cuestiones debatirá el Grupo de Expertos impulsado por el secretario general del PSOE de Andalucía, impulsado por Pepe Griñán, para defender la vía de una España federal que sea capaz de trabajar en el objetivo de la igualdad de oportunidades, y desde el respeto a la diversidad, para resolver los problemas de nuestro país.

sábado, 13 de octubre de 2012

Andalucía, a la vanguardia de la democracia en España



Hoy me gustaría dedicar este espacio a dos importantes iniciativas que van a situar a Andalucía a la vanguardia en términos de participación democrática.  Me refiero a la modificación del Reglamento del Parlamento de Andalucía para la implantación del 'Escaño 110' y también a una nueva Ley de Consultas Populares. Dos actuaciones inspiradas en el compromiso socialista de responder a las demandas sociales de más participación que, una vez más, nacen en Andalucía para reforzar la democracia española. 

domingo, 23 de septiembre de 2012

Una semana decisiva








Esta próxima semana será decisiva para nuestro país, con la presentación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año 2013. En pleno debate sobre el modelo de financiación autonómica  quiero compartir con tod@s vosotr@s una reflexión sobre las prioridades a las que debe responder el Gobierno de España, así como el cumplimiento de los compromisos con Andalucía.

Este análisis contempla también dos asuntos que han centrado y centrarán el debate político estos días, la puesta en marcha del Fondo de Liquidez Autonómica, y el debate en torno al Estado de las autonomías y nuestro modelo social.

domingo, 16 de septiembre de 2012

El riesgo de un descarrilamiento autonómico

Llevamos ya cinco años conociendo y padeciendo una crisis económica que no tiene, de momento, muchos visos de resolverse.

Cuando todos deberíamos estar poniendo el 100 % de nuestra energía y nuestras ideas en un esfuerzo solidario para llevar a nuestro país a la senda de la recuperación económica, observamos con preocupación comportamientos políticos irresponsables, que han distraído la atención del objetivo fundamental, que no es otro que la creación de empleo.

Desde diferentes frentes se está queriendo convertir esta crisis en un caballo de Troya para batallas que nada tienen que ver con la defensa del interés general de los ciudadanos y ciudadanas de este país.

El debate autonómico se encuentra en estos momentos tensionado por dos fuerzas, aparentemente opuestas, pero que responden al mismo egoismo. El discurso centralista del PP y el nacionalismo independentista catalán, comparten la misma vía, un camino falso y oportunista, y aunque marchen sobre los mismos raíles, no habrá choque de trenes.

Porque Mas no quiere la independencia, Mas quiere el dinero del Pacto Fiscal y sólo intenta tensar la cuerda. Por su parte, al gobierno central le interesa elevar el tono de su discurso centralista, y en este escenario encuentra el caldo de cultivo ideal para seguir señalando a las comunidades autónomas como las culpables de esta crisis, justificando un asalto contra su soberanía financiera.

Los recortes sociales impuestos por la derecha (que es la misma en Madrid y en Cataluña), han avivado las llamas de la indignación, y el malestar es evidente, como prueban las recientes manifestaciones que han llenado las calles, tanto en Madrid, como en Barcelona.

La utilización interesada de este legítimo malestar para defender posiciones extremistas es un hecho grave. Nos preocupa que desde Cataluña se enarbolen banderas rupturistas con el único propósito de tensar una negoción sobre finanaciación autonómica que debería ser multilateral y transparente.

Nos preocupa, por tanto, lo que pueda pasar en la próxima reunión entre Rajoy y Mas. Queremos que todas las cartas estén sobre la mesa, que no se negocie bajo cuerda, porque estamos ante una cuestión que nos afecta a todos.

Porque vamos en el mismo tren, y la vía debe ser la Constitución y la defensa de la igualdad de oportunidades, a la que contribuyó decisivamente el 28F para toda España, y cualquier otro camino nos conduce al descarrilamiento del Estado autonómico, o lo que es lo mismo, el Estado del Bienestar.

No podemos ni debemos desentendernos de esta realidad, pero eso es urgente reforzar los consensos constitucionales que nos han dado 30 años de prosperidad a todos, al Norte y al Sur, al Este y al Oeste.

Y en este escenario, la respuesta del PSOE a nivel federal ha de ser contundente e inequívoca en la defensa sin matices de un federalismo cooperativo que de continuidad a un proyecto común de convivencia y progreso solidario que ha sido el mayor éxito de nuestra Democracia.

sábado, 15 de septiembre de 2012

La fuerza del Sur en el 15S

Andalucía no podía faltar a la cita de hoy en Madrid. Los socialistas andaluces nos sumamos a esta convocatoria para mostrar nuestro rechazo a los efectos demoledores de una crisis económica que ha provocado la rendición del Gobierno del PP, un partido que ha renunciado a cualquier alternativa a una política regresiva basada únicamente en los recortes.

Hoy hemos llevado a Madrid toda la fuerza del Sur para que el Gobierno de Rajoy oiga con claridad el rechazo que provocan sus injustas medidas en la ciudadanía. La manifestación del 15S tiene que marcar un punto de inflexión, tiene que servirnos para decir "basta ya", para hacer entender al gobierno de Rajoy que es preciso, que es urgente, un gran plan de empleo para reactivar la economía, que son precisas medidas para estimular la inversión, la contratación, dando apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

Hoy tenemos una nueva oportunidad de expresar nuestro malestar ante los efectos de una reforma laboral cruel y salvaje, que está provocando una sangría de paro. La cita de hoy forma parte, además, de la ofensiva movilizadora en defensa de los derechos de lo andaluces y andaluzas que ha puesto en marcha el PSOE de Andalucía en este inicio de curso político, un inicio marcado por la brutal subida del IVA y que nos ha dejado el mal augurio de una eventual rebaja de las pensiones en los próximos meses, que sería la gota que colmaría el vaso.

No se si seremos radicales, aunque es seguro que seremos absolutamente contundentes en la defensa de nuestros derechos y de nuestro modelo social.

Defenderemos con todas nuestras fuerzas las líneas rojas de lo intocable, y volvemos a exigir que se abra una vía de diálogo con todos los partidos, sindicatos y empresarios para trabajar desde el consenso por una solución solidaria y compartida, que no haga recaer todos los esfuerzos sobre los más débiles, como está haciendo actualmente el Gobierno del PP.

Con toda esa fuerza del Sur nos manifestamos hoy en Madrid.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Pasarlas canutas

Rajoy ha decidido que los ciudadanos las pasen canutas con la cuesta de septiembre. La brutal subida del IVA, la reforma sanitaria que deja sin cobertura a los inmigrantes y los más de 400 medicamentos que dejan de ser gratuitos son alguna de las señales que apuntan a un empeoramiento en el día a día de los ciudadanos.

Septiembre arranca bajo los nubarrones de un gobierno incapaz de aportar ni un rayo de esperanza al futuro de nuestro país. Un gobierno gris que ha decidido dejar en la estacada a los trabajadores, a los empleados públicos, a parados, estudiantes, enfermos, dependientes, inmigrantes irregulares…

Nos esperan días negros por culpa de un gobierno que castiga y pone todo el peso de la crisis sobre las espaldas de los ciudadanos. De ningún otro color puede ser nuestro futuro mientras este en manos de un gobierno que se está mostrando débil, dócil y cobarde ante las condiciones que quieren imponer a nuestro país los hombres de negro, un negro futuro que Rajoy acepta con resignación, incapaz de plantear ninguna alternativa y despreciando la ayuda que se le ofrece.

Aún estamos esperando que Rajoy admita que España ha sufrido un primer rescate, mientras a escondidas negocia las condiciones del segundo, de espaldas a la ciudadanía, a los grupos políticos y a los agentes económicos y sociales. Un rescate, que "más blando o más duro" siempre será negro para España.

El legado del PP es un legado de oscuridad y retroceso. 8 meses de Gobierno, 8 meses negros que han empobrecido este país en derechos, en oportunidades, en igualdad, en educación y sanidad.

8 meses en negro y los que quedan por venir si este gobierno no cambia el rumbo de su política económica y social. Las coordenadas de ese nuevo rumbo deben tener un horizonte claro, la recuperación económica y el empleo, la defensa de nuestro modelo constitucional, de nuestro modelo social y territorial. Y ese es el rumbo que ha fijado Andalucía, un rumbo que se ha mantenido firme desde el primer minuto, a pesar de las embestidas de la derecha, que está aprovechando la crisis para desmantelar el Estado del Bienestar.

Hay luz al final del túnel pero Rajoy ha decidido parar el motor, apagar las luces y esperar a que nos arrollen las circunstancias.

jueves, 26 de julio de 2012

El PP andaluz, cómplice del ataque del PP a Andalucía

El Parlamento de Andalucía debatió ayer sobre el impacto de los brutales recortes del Gobierno del PP contra las familias, los parados, los enfermos, los dependientes, etc. y el Partido Popular andaluz, con Zoido a la cabeza, decidió sumarse a este ataque a los andaluces y andaluzas que está llevando a cabo Rajoy, en lugar de unirse a la posición responsable, sensata, solidaria... que lideró nuestro presidente, José Antonio Griñán.

La derecha andaluza demostró ayer que es cómplice de todos y cada uno de los recortes de Rajoy, de todas y cada una de las medidas contra los ciudadanos y ciudadanas de Andalucía.
El PP andaluz no respaldó ninguna de las propuestas de resolución presentadas en el Parlamento andaluz por el Grupo Socialista para tratar de frenar esta agresión a las miles de familias andaluzas que lo están pasando mal por la crisis y que necesitan expectativas de futuro, no más recortes o subidas de impuestos como el IVA, que sólo van a conducir a empeorar su situación.

Los ciudadanos y ciudadanas de este país están esperando signos de esperanza y muestras de esfuerzo para sacarnos de este contexto tan difícil. Necesitan medidas como la aprobada esta misma tarde en el Consejo de Gobierno extraordinario de la Junta de Andalucía, que ha impulsado un plan de choque para promover nuevos puestos de trabajo con una asignación económica de 200 millones de euros.

El presidente de la Junta y secretario general de los socialistas andaluces invitó a todas las fuerzas políticas y organizaciones económicas y sociales a sumarse a un gran Pacto andaluz en defensa de nuestra autonomía, gravemente atacada por la actitud de la derecha. Sin embargo, el PP andaluz optó por unirse una vez más a las posiciones en contra de Andalucía, de desprecio a nuestra Comunidad autónoma y a la dignidad de todos los andaluces y andaluzas.

El PP evitó rechazar en la Cámara autonómica el recorte en las prestaciones por desempleo que supondrán una disminución de renta para el 80% de los perceptores de esta prestación y tampoco respaldó la negativa a que se reduzcan los fondos destinados a las políticas activas de empleo.

El PP andaluz también optó por no posicionarse en contra de la drástica disminución de los recursos destinados a los dependientes andaluces y sus cuidadores que está desarrollando el Gobierno de Mariano Rajoy. Esta medida del Ejecutivo del PP hará que Andalucía reciba 89 millones de euros menos para financiar el sistema de atención a la dependencia.

Además, el Partido Popular no quiso sumarse a la reivindicación de un sistema de financiación justo para las comunidades autónomas que aplique criterios que no penalicen y discriminen a Andalucía.

Por otra parte, el PP se abstuvo ante la propuesta socialista para mantener el Impuesto sobre el Patrimonio en 2013 con carácter indefinido y tampoco se pronunció sobre la posibilidad de establecer un impuesto sobre las grandes fortunas, de manera que en esta coyuntura paguen más los que más tienen, no los que peor lo están pasando

Andalucía ha demostrado, lo está haciendo, que hay otras alternativas para salir de esta crisis que no supongan una merma de derechos ciudadanos y de los trabajadores y trabajadoras. Nuestra Comunidad está marcando un camino distinto en este contexto tan complicado, irresponsablemente agravado por la actitud del Gobierno de Rajoy. El PP está aprovechándose de esta situación para poner en marcha las políticas antisociales y de desmantelamiento del estado democrático que hoy conocemos, pero los andaluces y andaluzas volverán a alzar su voz para impedirlo, para evitar su sometimiento y luchar por su dignidad, como ya hicieron un 28 de febrero.

domingo, 15 de julio de 2012

La espantada de Rajoy en el congreso “de la mala pata”

El congreso número 13 del PP andaluz será recordado como el congreso “de la mala pata”, un congreso cerrado en falso y de manera precipitada en el que se ha dado sepultura a la era Arenas y se ha dado luz verde al liderazgo interino de Juan Ignacio Zoido. También será recordado como el congreso de la espantada de Rajoy, que hubo de adelantar un día su intervención para evitar dar la cara ante los ciudadanos.

Rajoy se ha convertido en un presidente permanentemente a la fuga, un presidente indeseado, que tiene que esconderse o escapar por la puerta de atrás para no toparse con la reacción lógica de los ciudadanos ante los brutales recortes que está llevando a cabo, unos recortes injustos, insolidarios, y profundamente dañinos para la ciudadanía.

Pero además del lamentable espectáculo de la huida de Rajoy, además del desembarco en Andalucía de varios ministros recortadores, este fin de semana hemos visto algo insólito. Hemos visto a Arenas pidiendo perdón, pero ha sido un perdón con la boca pequeña, y ha sido, además, un perdón incompleto.

Arenas pidió perdón a la militancia del PP pero le ha faltado pedirle perdón a todos los andaluces y andaluzas por todos los abusos, por todas las mentiras, por el desprecio con el que la derecha ha tratado a esta tierra durante los últimos años. Arenas no ha pedido perdón por negarse a acudir al debate electoral, ni por presionar a Rajoy para mantener ocultos los presupuestos de 2012 durante la campaña de las autonómicas.

Ese perdón sincero y completo hubiera sido su mejor despedida, pero ha preferido huir a Madrid ignorando el daño inflingido a esta tierra y azuzando a su sucesor digital (por lo del dedazo) a seguir su mismo camino.

También este fin de semana se han celebrado los congresos provinciales del PSOE andaluz, donde la voz de los militantes se ha oído con mucha fuerza. Frente al sectarismo extremo que ha caracterizado al congreso de los populares, los socialistas hemos abierto al 100% las ventanas a la democracia. Porque la democracia nos hace más libres y más fuertes y su ausencia, como en el caso del PP, sólo conduce al fracaso.

En los congresos provinciales del PSOE andaluz se han oído todas las voces, y el mensaje ha sido claro y rotundo, porque cuando se alza la voz de un socialista siempre, siempre, es para defender sus convicciones, para defender la igualdad, los derechos de los hombres y mejores de esta tierra, las conquistas sociales, el progreso, los cambios en positivo que 30 años de socialismo han traído a Andalucía.

Para eso alzamos la voz los socialistas...y nunca... Nunca... para despreciar a los ciudadanos de este país a grito pelado desde un escaño como esta semana hemos visto hacer a una diputada del PP. Frente a esa derecha que insulta y aplaude el daño y los castigos a la ciudadanía, este fin de semana ha quedado manifiesto el afecto, la solidaridad y el compromiso de todos los socialistas andaluces con los hombres y mujeres de esta tierra.
En nuestros congresos provinciales el gran protagonista ha sido el proyecto socialista, un proyecto de partido más fuerte, cohesionado y unido para responder a las verdaderas preocupaciones de los ciudadanos. Un proyecto renovado, liderado por el secretario general de todos los socialistas andaluces, Pepe Griñan.

En el congreso “de la mala pata”, el gran protagonista ha sido el rescate, han sido los recortes, ha sido Rajoy, un presidente que ha venido a Andalucía sólo para dar esquinazo a los ciudadanos y sus problemas.

Este fin de semana ha sido el de los grandes contrastes. Por un lado, se ha visto la fuerza constructiva del socialismo andaluz, la energía de un partido que va a intensificar su trabajo en la calle, para defender los derechos de los andaluces y andaluzas… y, en el lado contrario, se ha visto la debilidad, el agotamiento y la depresión de la derecha, incapaz de dar una respuesta a las necesidades de los ciudadanos.

domingo, 1 de julio de 2012

El peor homenaje del PP a Blas Infante

El próximo 5 de julio conmemoramos el 127 aniversario del nacimiento de Blas Infante y el PP ha escogido esta semana previa para hacer el peor homenaje posible al padre de la patria andaluza.

Lo ha hecho el Sr. Beteta, de manera cobarde, a través de una carta, despreciando el Estatuto de Autonomía y riéndose de los andaluces y andaluzas, al anunciar que el Gobierno de Rajoy no asumirá las obligaciones que fija nuestro Estatuto.

El PP cumple así la amenaza formulada por el diputado nacional Juan José Matarí, que hace apenas dos meses afirmó que los compromisos estatutarios “no vinculan al Estado en la definición de su política de inversiones, ni pueden condicionar la voluntad del legislador en el ejercicio de sus funciones”.

Desgraciadamente, esta declaración de intenciones se ha visto confirmada en la carta de Beteta. Ante este hecho gravísimo me pregunto ¿Acudirá el PP andaluz a los actos del próximo 5 de julio? ¿Con qué cara se va a presentar el PP andaluz este próximo jueves en el Parlamento de Andalucía, ante el monumento a Blas Infante? ¿Qué discurso andalucista puede mantener un partido que traiciona el espíritu de nuestra carta magna y la voluntad del pueblo andaluz, refrendada en el Congreso de los Diputados?

La respuesta la tendremos en unos días, la tarde de este jueves 5 de julio. El PP andaluz debería aprovechar la ocasión para rectificar y saldar su deuda con los andaluces y andaluzas. El mejor homenaje que podría hacer el PP andaluz a Blas Infante sería exigir el cumplimiento de nuestro Estatuto, reclamar al gobierno de Rajoy el acatamiento de la Ley y una actitud respetuosa y responsable con Andalucía.

Ese sí que sería el inicio de nueva etapa. Lástima que Zoido haya confirmado que su mandato será continuista, por lo que nos tememos que continuarán los discursos hipócritas, el falso andalucismo, los ataques y las agresiones a Andalucía por parte de la derecha.

Zoido ha confirmado que va a seguir la estela de Arenas. Arenas, el huido, el que no hace mucho votó en el Senado en contra del cumplimiento de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Andalucía sobre las inversiones del Estado en nuestra comunidad.

Sí, Zoido quiere seguir el camino trazado por Arenas… pero… ¿Ha reparado Zoido en las consecuencias que ha tenido para Arenas su nula defensa del Estatuto? ¿No ha entendido el PP andaluz el mensaje de las urnas? ¿O es que quizá este desprecio, este nuevo ataque a nuestra tierra, no es más que otra venganza por los resultados electorales?

jueves, 7 de junio de 2012

Epitafio para Rajoy: El Presidente que nos gobernó “DE LA PEOR MANERA POSIBLE”

Rajoy ha tomado la dirección errónea. Las autoridades europeas, que vigilan de cerca los movimientos del gobierno del PP, lo han dicho muy claramente, en relación a la crisis de Bankia “El gobierno actuó de la peor manera posible”, en palabras del presidente del Banco Central Europeo.

Pero no ha sido éste el único rapapolvo que ha recibido Rajoy. Esta última semana la Unión Europea publicaba sus recomendaciones para España en materia económica y en este documento se ponían en entredicho las principales medidas puestas en marcha por el gobierno del PP.

Sobre la Reforma Laboral, como hemos venido denunciando desde el PSOE, se considera que favorece la destrucción de empleo a corto plazo y advierte que este mecanismo podría ser utilizado por las empresas como contrato de facto temporal, de baja calidad y con cero costes de despido.

Sobre la Subidad el IRPF, esa que negaron durante la campaña electoral y finalmente pusieron en marcha, la Unión Europea considera que lastrará el crecimiento económico. Además, el documento señala que la subida de impuestos indirectos va en contra de las recomendaciones del Consejo.

Rajoy suspende ante el examen de las autoridades europeas, suspende ante los mercados financieros, incapaz de generar la credibilidad necesaria. Pero sobre todo, Rajoy suspende ante los ciudadanos, sobre los que coloca toda la carga de los problemas: más impuestos, recortes sociales, privatizaciones, despidos en el sector público… un golpe tras otro. Los datos del CIS publicados ayer confirman el suspenso de los ciudadanos a Rajoy. Estos datos arrojan la peor percepción ciudadana de la situación en España registrada por el CIS. Aumenta la preocupación por la Educación y la Sanidad, y se constata un fuerte desánimo entre la ciudadanía que no sólo ve las cosas muy mal, sino que no ve ninguna expectativa de mejora.Con Rajoy, estamos peor que nunca.

Nuestro futuro depende de las decisiones de Rajoy, unas decisiones que está tomando sin escuchar a nadie, sin atender a razones, guiado únicamente por su propia soberbia.

Desde el PSOE de Andalucía estamos demostrando cada día que hay dos maneras, dos caminos. En primer lugar, apostando por el diálogo para superar nuestros problemas.

El pasado viernes, precisamente, Pepe Griñán reclamaba un gran Pacto de Estado que permita afianzar la imagen de un país unido, dispuesto a recuperar su solvencia, un llamamiento claro al diálogo para hacer un frente común ante el acoso de los mercados.

Hemos demostrado que apostamos por la colaboración, estamos dispuestos a conformar, desde la unidad, un nuevo proyecto de país, pero no habrá cheques en blanco para el gobierno del PP.

El PSOE se mantendrá firme y marcará las líneas rojas a la derecha, como ha ocurrido con la crisis de Bankia, con la reforma financiera, con los recortes brutales en educación y sanidad…

Estamos convencidos de la utilidad de este consenso, también para Andalucía. Ojalá el PP andaluz mantuviera una posición responsable apoyando al gobierno andaluz, en lugar de estar entretenido en ese permanente “bombardeo de infamias” sobre Andalucía.

Si la SOBERBIA es el pecado de Rajoy, la ENVIDIA Y LA IRA, son los de Javier Arenas, incapaz de recuperarse del shock del 25M.

Quedará para la historia. Se recodará como uno y otro, en las peores circunstancias, dieron lo peor de sí mismos.

domingo, 6 de mayo de 2012

RADICALES


El PP andaluz sigue sin aceptar el resultado electoral y la decisión soberana del pueblo andaluz que ha hecho posible un gobierno de Izquierdas en Andalucía y la elección como presidente de Pepe Griñán.

Prestos al insulto y la descalificación, las únicas armas políticas de los que se sienten perdedores, desde el PP se ha calificado al nuevo equipo del Presidente Pepe Griñán como un gobierno de “radicales”.

Arenas vuelve a atentar contra Andalucía y su gobierno. Sin ningún pudor, el “subcampeón” Arenas se permite llama radical al Presidente de todos los andaluces y andaluzas, quien desde el primer minuto se puso a disposición de Rajoy para establecer un diálogo institucional fluído, en beneficio mutuo. Griñán demostró ser un  presidente leal y la respuesta de la derecha fue, una vez más, el desprecio y la agresión a esta tierra.

Porque “radical” ha sido la ofensiva del gobierno del PP contra Andalucía, antes, durante y después de la campaña electoral. “Radical” ha sido el acoso a nuestra autonomía, materializado en tres Recursos de Inconstitucionalidad: contra la subasta de medicamentos, la convocatoria de oposiciones y la incompatibilidad de alcaldes-diputados. Radicales y muy dañinas han sido las medidas de Rajoy contra los ciudadanos de este país. Ésas sí que han sido radicales.

En vez de brindarles su colaboración, Arenas llama “radicales” a los consejeros y consejeras de Pepe Griñán, a los hombres y mujeres que han recibido el encargo de gestionar un proyecto que debe llevarnos a la recuperación económica y la creación de empleo, preservando nuestro modelo social: Susana Díaz, Diego Valderas, Emilio Llera, Mar Moreno, Antonio Ávila, Carmen Martínez Aguayo, Elena Cortés, Luis Planas, María Jesús Montero, Rafael Rodríguez y Luciano Alonso.

Arenas ve radicalismo donde otros ven capacidad, solvencia, determinación, inteligencia, empatía… Arenas llama radicales a Díaz y a Valderas,  que han conseguido, mediante el diálogo y la mesura,  salvar las distancias entre dos formaciones políticas para conseguir el acuerdo por Andalucía que es la principal baza de estabilidad de este nuevo gobierno.

Arenas se permite calificar de radical al hasta ayer Fiscal de la Audiencia Provincial de Sevilla, Emilio de Llera, cuyo nombramiento al frente de Justicia e Interior ha sido unánimemente respaldado. ¿A qué radicalismo se refiere Arenas cuando así se refiere a Luis Planas, que ha sido diputado, senador, eurodiputado, director de gabinete de los Comisiarios Europeos Marín y Solbes, embajador en Rabat y ante la UE?

En mi opinión, Arenas está acomplejado porque este gobierno es radicalmente mejor que el suyo. Mejor, porque es el gobierno que han querido los andaluces y andaluzas y no su soberbia. Por tanto siempre será mejor que ese otro gabinete que quedará únicamente esbozado en un cuaderno cuyas páginas empiezan a amarillear.

Puede ser, que al referirse a este gobierno como radical, Arenas sólo pretenda marcar distancias. Y es cierto que, en una cuestión que resulta fundamental, unos y otro se sitúan en extremos radicalmente opuestos. Los consejeros y consejeras del nuevo gobierno han estado y estarán siempre del lado de los andaluces. Arenas, sin embargo, seguirá a la contra, ejerciendo una oposición permanente a Andalucía.

Porque en algo no se equivoca Arenas. Frente a su actitud sumisa y cobarde, frente a su silencio cómplice con los abusos del gobierno de Rajoy, el gobierno de Pepe Griñán  hará “una defensa radical”,  de nuestro modelo social, de nuestros derechos y libertades, una defensa firme de lo que por Ley nos corresponde. Y esta fuerza, esta determinación, es la que no le gusta a Arenas.

Arenas, Javier Arenas, el mismo que ayer demostró su escasa talla política negándose a asistir al acto de toma de posesión del Presidente de la Junta de Andalucía, en una nueva espantada, como hizo en los debates de la campaña. El principal embajador de los recortes en educación y sanidad de la derecha en Andalucía, el principal promotor en nuestra tierra de la reforma laboral salvaje, del impuestazo, del copago. La misma persona que justifica que a los inmigrantes se les deje sin atención sanitaria. ¿Cuándo se dará cuenta de su extremo radicalismo?  ¿Cuándo?


domingo, 22 de abril de 2012

Ante la IX Legislatura



El Parlamento de Andalucía va a jugar un papel decisivo en esta etapa que ahora comienza. Quiero agradecer el respaldo que los andaluces y andaluzas han dado al PSOE y desde aquí expresar también mi satisfacción porque la dirección del PSOE de Andalucía haya vuelto a confiar en mí para estar al frente de los 47 diputados y diputadas socialistas durante la IX Legislatura.

viernes, 13 de abril de 2012

RENCOR

El PP aún no se ha recuperado del “chasco” electoral del 25 de marzo en Andalucía. Desde su atalaya de la calle San Fernando, Arenas contempló el fracaso de su estrategia para hacerse con el poder en esta tierra y observó con claridad el éxito histórico de la resistencia andaluza, una amplia mayoría de Izquierdas que fue capaz de detener el avance de la derecha en España. Aquella noche afirmó: “Hasta aquí hemos llegado”.

Los planes de Arenas se venían abajo, se desmoronaban, igual que se han desmoronado las mentiras del PP antes y durante la campaña electoral. Pero lejos de “bajar las armas”, Arenas ha decidido convertirse en el “brazo ejecutor” de los recortes y la política neoliberal del PP en Andalucía. Arenas quiere sacudirse la imagen de perdedor y pretende hacer méritos ante sus superiores.

Lo que no han conseguido a través de las urnas, el PP de Arenas nos los quiere arrebatar a la fuerza, con una ofensiva basada en continuos ataques y agresiones a Andalucía.

De las mentiras, a las amenazas

La decepción y el rencor están guiando la actitud del PP respecto a Andalucía desde el 25 de marzo. Suenan tambores de venganza y el gobierno de Rajoy ha puesto en el punto de mira a esta tierra.

El presidente Griñán lo avanzó durante la campaña “somos un testigo incómodo para el PP” y para un gobierno de tintes mafiosos la solución está clara: La aniquilación. Tras la celebración de las elecciones del 25, el PP está envenenando su discurso con continuas falsedades sobre las cuentas públicas andaluzas, acusándonos de falta de transparencia, sin ningún fundamento.

De manera cobarde y despreciable en el día de ayer, un subordinado de Montoro, ministro de Hacienda, deslizaba una amenaza velada contra Andalucía, refiriéndose a la capacidad del Estado para intervenir CCAA, lo que en caso andaluz, sería lo más parecido a un golpe de Estado económico para hacerse con el control de Andalucía, después de no haberlo conseguido democráticamente en las urnas.

Otro ejemplo que ha dado este gobierno “matón” ha sido el castigo a las farmaceúticas que suscribieron la subasta de fármacos con la Junta de Andalucía. Tras las presiones ejercidas por el Ministerio de Sanidad a los laboratorios para boicotear el proceso, ahora llega el tiempo de la venganza, imponiéndoles una bajada de precios.

En este contexto, el mejor servicio que Arenas podrían prestar a los andaluces y andaluzas, sería precisamente asumir el resultado electoral, comprender y aceptar lo que han decidido legítimamente los andaluces y andaluzas, que sea un gobierno de Izquierdas el que lidere el futuro de esta tierra, rechazando de plano los recortes sociales y la pérdida de derechos que quería imponer la derecha.

Arenas debería ponerse del lado de Andalucía y exigirle a Rajoy que abandone las armas, porque no es tiempo de abrir guerras sino de forjar alianzas, mediante y el diálogo y el consenso. Pero para eso, Arenas debe sobreponerse del “chasco” del 25 de marzo.

Por cierto, que en el diccionario de la RAE, junto a la acepción de “chasco” (Decepción que causa a veces un suceso contrario a lo que se esperaba), aparece una frase muy apropiada como ejemplo, “Buen chasco se ha llevado Mariano”. Propongo desde aquí un leve cambio para que la frase refleje con mayor claridad el estado al que hace referencia. Podría quedar así, “Buen chasco se ha llevado Javier”.

martes, 10 de abril de 2012

Un nuevo Parlamento para Andalucía




El próximo 19 de abril Andalucía estrenará un nuevo Parlamento con los 109 diputados y diputadas elegidos en las urnas el pasado 25 de marzo. Será el arranque de la IX Legislatura de la cámara andaluza, la que abarcará el periodo 2012-2016.

Como diputado socialista electo por la provincia de Huelva, afronto esta nueva etapa con ilusión, orgullo, optimismo y responsabilidad. Ilusionado porque se abre un nuevo tiempo para Andalucía y se renueva una institución que tiene un papel fundamental en la vida política. Orgulloso, también, de poder participar en la construcción del futuro de nuestra tierra. Optimista ante los retos que habremos de afrontar, porque confío en nuestra capacidad y nuestra fortaleza. Y todo ello, desde la máxima responsabilidad, consciente de la necesidad de dar una solución rápida, urgente y eficaz, a los problemas de los ciudadanos.

El nuevo Parlamento andaluz celebrará su sesión constitutiva en poco más de una semana y se convertirá en el Parlamento autonómico con mayor representación de la Izquierda en todo el país. Y será así porque los andaluces y andaluzas han querido darle ese color rojo al corazón político de Andalucía, porque el 25 de marzo, los andaluces dieron una clara respuesta sobre lo que quieren y lo que no quieren para los próximos años.

Ahora tenemos que responder al mandato de las urnas, tenemos que hacer visible en el Parlamento andaluz que Andalucía ha elegido su propio camino, que tiene voz propia y no tiene ningún complejo en ser “diferente”. Porque somos fuertes, porque vamos a vencer a la crisis, a crear empleo, preservando nuestro modelo social. Porque hemos parado una marea azul y, sin lugar a dudas, vamos detener el tsunami de recortes de la derecha.

Por eso, desde la noche del 25 de marzo, los hombres y mujeres socialistas estamos trabajando para forjar, desde el diálogo y el consenso, una mayoría parlamentaria estable, una mayoría sólida, una mayoría fuerte, capaz de poner voz, de representar fielmente a los andaluces y andaluzas, y de actuar conforme al sentir mayoritario de nuestra sociedad.

Hasta el 19 de abril seguiremos trabajando en la búsqueda de alianzas, porque los socialistas queremos que esa mayoría parlamentaria de izquierdas se traduzca en un gobierno de izquierdas, un gobierno fuerte, capaz de defender los intereses de Andalucía en un marco político y económico complicado y difícil.

Sí, Andalucía lo ha demostrado. Hay otra manera. Estoy convencido de que ese día, el 19 de abril, seremos más y más fuertes, porque a la voz de los socialistas se sumará la voz de todos aquellos que quieran trabajar por una Andalucía de progreso e igualdad.

Y además, seremos más y más fuertes gracias al Escaño 110 y al impulso a la participación ciudadana. Porque en este nuevo Parlamento, los andaluces y andaluzas dispondrán de nuevas vías para asumir un papel principal en la vida política.

Porque la suma de esfuerzos, la suma de voces, la suma de todos, nos hace más fuertes. Porque sin un protagonismo auténtico de la ciudadanía no puede existir una verdadera Democracia.

martes, 20 de marzo de 2012

El campeón del 96


En 1996 a muy pocos días de la celebración de las elecciones, Arenas se autoproclamó “campeón” de todas las encuestas, como está ocurriendo ahora. El chasco fue espectacular entonces y mucho me temo que el próximo domingo se mantendrá la serie histórica de fracasos de Arenas en unas elecciones autonómicas.

La estadística es una ciencia exacta y en política haber perdido tres elecciones da altas probabilidades de perder la cuarta. Y luego está la Historia, otra ciencia. Los andaluces son gente sabia, que conocen muy bien a Arenas, conocen su biografía. Se acuerdan de su rechazo al Estatuto de Andalucía, de que fue el primer transfuga del Parlamento de Andalucía, que es funcionario sin oposiciones, que estuvo al lado de Aznar y contra los andaluces, discriminando y maltratando a Andalucía. Que nos mintió sobre Irak y sobre el 11M. Que es uno de los políticos mejor pagados de este país, que cobra más de 180.000 euros y que es amiguito del alma de los jefazos de la trama Gürtel.

Los andaluces conocen a Arenas, y saben quién es Griñán, y distiguen perfectamente los dos proyectos que representan. Saben que votar a Arenas es conformarse y votar a Griñán, es elegir. Saben que un voto a Pepe Griñán es un voto al futuro de Andalucía, y un voto a Arenas es un voto al pasado, es retroceder, volver a los tiempos que Andalucía ya superó con mucho esfuerzo.

Los andaluces saben que apoyar a Pepe Griñán nos garantiza seguridad, y Arenas sólo nos ofrece incertidumbre. La solvencia y el rigor de un gobierno, el socialista, que ha protegido con firmeza el Estado del Bienestar, frente a los riesgos del cambiazo del PP, un cambio a peor, un cambio que se apoya en la mentira y la traición a los trabajadores y las clases medias, como ya ha demostrado el cambiazo de Rajoy en sólo tres meses.

Los andaluces saben que sumarse al proyecto de Pepe Griñán es defender lo público, y apoyar a Arenas, todo lo contrario, es debilitar la educación, la sanidad, la dependencia y los derechos sociales.

Los hombres y mujeres de Andalucía, saben que la apuesta de Pepe Griñán es la apuesta por una Andalucía de vanguardia, y la de Arenas nos lleva a la retaguardia, al vagón de cola, a dejar de ser referencia en múltiples campos.

Todo el mundo sabe que Pepe Griñán lucha por Andalucía, reivindicando lo que es nuestro, lo que nos corresponde y es justo, y que Arenas agacha la cabeza ante Rajoy, calla y otorga ante los ataques a Andalucía.

Porque Pepe Griñán cree en la igualdad, practica la igualdad y ha gobernado desde y para la igualdad, y Arenas, en cambio, representa el desprecio a los derechos de la mujer, el desprecio a los derechos de los homosexuales, en definitiva, desprecio a todos los principios que generan igualdad.

Por eso Arenas, que quiere colgarse la medalla a toda costa, debe estar tranquilo. Esta vez, volverá a ser el campeón de las encuestas y… que no se preocupe por la medalla… el próximo 25 de marzo podrá colgar en su medallero una nueva medalla de plata.

jueves, 8 de marzo de 2012

LAS CORTES DE FRANCO

Este martes se reunió el Consejo de Política Fiscal y Financiera, un encuentro en el que el gobierno del PP le propuso a las comunidades autónomas hacerse el “harakiri”, o lo que es lo mismo, darse un tajo de 15.000 millones de euros en las mismas entrañas del Estado del Bienestar.

Un “harakiri” sí, un suicidio, pero muy distinto de aquel que se hizo la derecha votando a favor de la Ley para la Reforma Política, conocido como el «harakiri de las Cortes franquistas». Aquel fue un sacrificio que sirvió para algo, sirvió para dar muerte al franquismo y abrir la puerta a la transición política en nuestro país. Aquella inmolación tuvo sentido, porque nos permitió dejar atrás una dictadura e instaurar un sistema constitucional y democrático.

Este otro “harakiri” del PP, el planteado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, es todo lo contrario, no es evolución, sino involución, no beneficia a los ciudadanos, sino que los perjudica seriamente. Por eso Andalucía dijo que no a este suicidio de las autonomías.

Porque lo que Andalucía rechazó ayer fue el desmontaje del estado de las autonomías, que es sinónimo del estado del bienestar. Rechazamos que las CCAA asuman la mayor parte del ajuste, porque el reparto es injusto y pone en peligro las políticas sociales, con las que el PP quiere hace negocio.

Andalucía está comprometida con la reducción del déficit, pero rechaza que se desangre a las autonomías que son garantes del Estado del Bienestar. Andalucía no está sóla: Cataluña y Canarias tampoco apoyaron el brutal recorte que el gobierno quiere hacer a las autonomías, se abstuvieron. El País Vasco evitó votar. Reclaman conocer el presupuesto que Rajoy mantiene escondido hasta después del 25M.

El sacrificio que el gobierno del PP no quiere para el Estado, lo quiere para las autonomías, porque quiere llevarlas a una situación límite, insostenible, para luego vaciarlas de contenido y retomar el centralismo propio de la derecha.

Las comunidades del PP, dispuestas a hacerse el harakiri, llegaron a pedir que se cambie la legislación para desprenderse de lo que ellos consideran una carga, que es la prestación de servicios públicos esenciales. No les importa amputar competencias, desmembrar el Estado de las autonomías. Es lo que quieren, pero no son capaces de decirlo claramente.

Igual que el gobierno no desvela el presupuesto para no perjudicar a Arenas, las comunidades autónomas del PP no confiesan que lo que están planteando es cobrar por muchos servicios, imponer el copago, crear nuevas tasas, o reducir la cartera de servicios obligatorios, lo que rompería el principio de igualdad de acceso a los mismos servicios.

La ceremonia de ayer estuvo oficiada por el samurai Montoro, un maestro de la catana de los recortes, que aprovechó la ocasión para volver a cargar contra Andalucía.
En la cultura japonesa, este acto ritual, el harakiri, puede ser voluntario, para expiar un fallo, u obligatorio, por mandato de un señor feudal, por lo que, siguiendo el paralelismo, Andalucia optó por dejar la catana encima de la mesa. Andalucía resiste, pero hay alguien dispuesto a coger la catana y abrirse en canal para postrarse a los pies de Rajoy, y ese alguien es Javier Arenas.

El 25 de marzo, los andaluces deciden hacerse el harakiri o seguir por el camino seguro que les brinda el PSOE de Andalucía

miércoles, 29 de febrero de 2012

TODOS A LA CALLE

Salir hoy a la calle, participar en las manifestaciones contra la reforma laboral del PP, puede evitar que muchos trabajadores y trabajadoras sean puestos de patitas en la calle.

Porque la reforma laboral del PP es la reforma del despido libre y de las bajadas de sueldo sin rechistar, porque el despido barato se convertirá, sin duda, en una herramienta de coacción al trabajador para empeorar sus condiciones de trabajo. Y los que se nieguen, todos, a la calle.

El PP quiere que nos traguemos la reforma laboral de la precariedad, con la que ponerse enfermo es causa de despido y los convenios, papel mojado.

Los desempleados, mano de obra “gratis”

Hoy podemos decir no en la calle a que los desempleados se conviertan en mano de obra gratis para las administraciones públicas como pretende hacer el PP.

Estamos ante una medida perversa que puede tener graves consecuencias en el mercado laboral, puesto que muchos puestos de trabajo se perderían para ser sustituidos por trabajos voluntarios, por trabajo gratis de personas desempleadas que podrían emplear este tiempo para formarse o buscar un empleo.

A la calle, por los que peor lo están pasando

Para defender los empleos, para defender los derechos y la dignidad de los que hoy tienen un trabajo y reclamar una reforma que de verdad genere puestos de trabajo, hoy tenemos que salir a la calle.

Porque estar hoy en la calle es estar con los que peor lo están pasando, con los desempleados, a los que el PP no da ninguna esperanza, y con los jóvenes, a los que este gobierno de derechas deja sin expectativas de futuro. Porque estar hoy en la calle es estar con esos mismos jóvenes a los que el PP golpea y considera “el enemigo”.

viernes, 24 de febrero de 2012

Una reforma laboral salvaje con la firma de ARENAS

Mariano Rajoy se equivoca. Los recortes brutales, la subida de impuestos y una reforma laboral que sólo empobrece al trabajador y lo despoja de derechos, son medidas inútiles para alcanzar la recuperación económica, medidas inútiles y muy injustas.

Rajoy se equivoca, y todos sus errores son también errores de Javier Arenas. Unas veces porque los defiende de manera encendida, otras porque los asume agachando la cabeza, y otras veces, más de las que pensamos, porque son errores que llevan su puño y letra.

Aunque Arenas parezca centrado en su enésimo asalto al poder en Andalucía, sigue intentado influir en Madrid. Arenas no pierde comba porque sabe que los andaluces lo prefieren allí, y así se lo han hecho saber hasta en tres ocasiones.

Ahora lo tiene más difícil, después de haber sido desplazado por Cospedal en el último congreso del PP, pero aunque así sea, Arenas tiene a alguien en Madrid a quién dictarle sus consignas.

Mucho nos tememos que entre sus tejemanejes haya estado la Reforma Laboral. Arenas es uno de los principales promotores de esta brutal agresión a los trabajadores y trabajadoras. La defiende a capa y espada y se justifica afirmando que “no supone ningún recorte social”. Llega a afirmar que “va a generar empleo” y que es una “oportunidad de futuro para los jóvenes”, cuando hasta el propio Rajoy ha reconocido que esta medida no va a generar empleo.

Arenas está muy orgulloso de la reforma laboral del PP, de su reforma laboral, de la reforma laboral que ha sacado a la calle a cientos de miles de españoles.

La reforma laboral que abarata el despido, que deja al trabajador a la intemperie, que permite al empresario modificar unilateralmente las condiciones de trabajo, que dinamita el diálogo social, que rompe la negociación colectiva… es una reforma laboral que lleva la firma de Javier Arenas, porque la suscribe plenamente.

Tanto se apropia de su contenido, tanto pregona sus bondades, que nos da qué pensar. Tanto, que bien parece que Arenas es el autor intelectual de la reforma laboral salvaje que nos quiere imponer el PP y Fátima Báñez sólo el brazo ejecutor. Báñez ha sido y sigue siendo una pieza clave en el círculo de confianza de Javier Arenas. Arenas ha sido su mentor, su protector, su tutor político.

Quizá Arenas eche de menos ser ministro de Trabajo, cargo que ya ocupó con un gobierno del PP. Quizá Arenas ansía tanto el poder, después de tres derrotas electorales, que haya hecho valer toda su influencia sobre Báñez para imponer su criterio, para que la reforma laboral del PP fuera, exactamente, la reforma laboral de Javier Arenas.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Contra los ataques y mentiras del PP, las VERDADES de Andalucía

LLevamos semanas asistiendo a una campaña orquestada por el PP para despretigiar a Andalucía, con el único objetivo de tapar las debilidades electorales de Arenas. Una campaña basada en falsedades que vamos a desmontar una a una, contando las VERDADES de Andalucía. ¿Nos ayudas a difundirla?

viernes, 10 de febrero de 2012

Un nuevo ataque del PP de Arenas a la Educación Pública andaluza


La derogación, hecha con nocturnidad y alevosía, de los temarios de las oposiciones a profesor de Secundaria, en un intento desesperado por obstaculizar la contratación de profesionales docentes en nuestra comunidad, es sólo el último ataque del PP de Arenas a la Educación Pública andaluza.

La lista de agravios y falsedades es interminable y en todos los casos se ha echado en falta la respuesta de Arenas ante las afirmaciones de sus compañeros de partido, que han situado a la Educación Pública andaluza en su punto de mira en repetidas ocasiones:

La actual ministra de Sanidad del gobierno del PP, Ana Mato, dijo en una entrevista en febrero de 2008 que “los niños andaluces son prácticamente analfabetos”.

En noviembre de 2010, Lucía Figar, consejera de Educación de Madrid, llegó a decir que los portátiles que entrega la Junta de Andalucía “se venden por 50 euros en los mercadillos los fines de semana”.

Ramón Luis Valcárcel, presidente de la comunidad de Murcia, aprovechó también el Debate sobre el estado de la Comunidad, para decir que los ordenadores que se dan en las escuelas “se los llevan los zagales y las zagalas bajo el brazo y los venden”.

En octubre de 2011, de nuevo Ana Mato, volvió a lanzar un duro ataque a nuestro sistema educativo, afirmando que “los niños andaluces estudian en el suelo”.

Por su parte, Esteban González Pons, en septiembre de 2011 en una
entrevista en televisión, mintió de forma descarada para justificar los recortes en las Comunidades Autonómas gobernadas por el PP, afirmando que “en Andalucía, que es del PSOE, hay profesores que están dando 21 horas de clase y hay colegios que abren sin pupitres”.

Ante todos estos ataques, Arenas dio la callada por respuesta. Es hora de perdirle que abandone el silencio, que deje de ser cómplice de estos golpes y que exija a su partido una rectificación contundente, empezando por darle un buen repaso al Ministro de Educación.

La derogación de los temarios de las oposiciones, es una decisión que ha tirado por tierra el esfuerzo y el tiempo de 60.000 personas, de futuros profesores que habían preparado su oposición para este año 2012. El Gobierno vuelve a poner en vigor el temario que se utilizaba en España, hace casi 20 años. Rajoy quiere que demos marcha atrás. Lo estamos viendo cada día, hace poco con la retirada de la asignatura Educación para la Ciudadanía. Este es el cambio que nos trae el PP de Arenas, el retrocambio, el regreso al pasado.

martes, 24 de enero de 2012

Alcaldes insumisos, alcaldes interinos

Los alcaldes del PP que durante la presente legislatura han ocupado un escaño en el Parlamento de Andalucía se niegan a renunciar a alguno de sus cargos. Lo hacen siguiendo los dictados de Javier Arenas, que durante años ha venido repitiendo machaconamente su exigencia de “una persona, un cargo”.

A la vista de los hechos, la palabra de Arenas tiene el mismo crédito que un bono-basura. Lo demostró durante la última campaña electoral, negando una y otra vez la subida de impuestos. Mintió y ahora lo vuelve a hacer.

Ahora, donde dije “una persona, un cargo”, digo “una persona, dos cargos y dos sueldos”.

Arenas demuestra un nulo respeto a las reglas del juego y a las instituciones, y su escaso afán democrático. Tiene la desvergüenza política de humillar a la Cámara autonómica y de utilizar al Gobierno de España para que el Constitucional le resuelva las nóminas a sus alcaldes.

Arenas ha convertido a estos cinco alcaldes en alcaldes insumisos e interinos. Insumisos porque se niegan a cumplir lo decidido democráticamente por la mayoría del Parlamento andaluz, e interinos, porque si concurren a las elecciones y consiguen un escaño, tendrán que optar por uno y otro cargo.

Esta figura del medio alcalde-medio diputado que acaba de crear el PP es una tomadura de pelo, porque no cumplen al 100% con su obligación ni como una cosa, ni como la otra.

Con esta medida, aprobada por el Parlamento andaluz a propuesta de los socialistas, avanzamos hacia una mayor eficacia en la gestión, porque las ciudades andaluzas se merecen alcaldes y alcaldesas cumplidores con sus municipios y diputados y diputadas a pleno rendimiento.

lunes, 16 de enero de 2012

Todos necesitamos un poco de Sur


Rajoy parece desnortado. Y no es que se ha haya dado de bruces con la
realidad como quiere aparentar. Mariano pretende hacerse el nuevo en
todo esto. Ahora se hace el sorprendido ante la bochornosa gestión de
su partido en unas comunidades que están al borde de la quiebra y
pretende culpar al anterior gobierno de la indisciplina de sus
presidentes autonómicos

La estrategia es ruín: no reconocer la irresponsabilidad de las
comunidades del PP, causante del incremento del déficit, y plantear
que la única opción posible es dar un hachazo fiscal a los
trabajadores y a las clases medias, después de haber negado
categóricamente una subida de impuestos durante la campaña electoral.

Es evidente que la hoja de ruta del PP en materia económica es un gran
engaño y está guiada por intereses electorales. Rajoy niega hoy que
vaya subir el IVA igual que negó antes de las elecciones la subida de
impuestos. Pero lo cierto es que, tanto el presupuesto para 2012 como
la más que probable subida del IVA, importantes decisiones, se
retrasan hasta después del 25 de marzo para no guillotinar las
opciones de Arenas en Andalucía.

Porque todos los ojos están puestos en Andalucía. En estas elecciones
se decide si Andalucía se vuelve de ese azul cianótico que tiñe el
mapa de España, o mantiene ese rojo saludable, manteniendo fuerte el
pulso de la igualdad y los derechos. Decidimos entre la sangría de
impuestos y recortes del PP, que nos traen más paro y nos conducen a
la recesión, u optamos por un modelo justo, que busca el equilibrio
entre el ahorro y el crecimiento.



Porque Andalucía MARCA LA DIFERENCIA. Mientras las CCAA del PP han
derrochado, han dilapidado los recursos públicos, sin ofrecer
alternativas al drama del paro… en Andalucía hemos gestionado de
manera eficaz. Hemos demostrado que es posible compatibilizar las
políticas de estímulo económico y el mantenimiento de la sanidad y la
educación públicas.

Por eso, la firma del Sur va a estar en ese nuevo contrato social que
el PSOE quiere hacer con España y Andalucía. El 38 Congreso va a abrir
el camino de ese nuevo proyecto político, y la fuerza del Sur va a ser
determinante en el impulso del nuevo PSOE.

Vamos fijar el Norte de nuestras políticas tomando como referencia las
coordenadas que desde hace tiempo guían la acción del gobierno de Pepe
Griñán: Porque Andalucía no ha recortado nada en sanidad y educación.
Porque Andalucía ha pedido un mayor esfuerzo a los que más tienen, a
las rentas más altas, con el objetivo de mantener los servicios y las
prestaciones.

Porque Andalucía es, hoy por hoy, una comunidad saneada y solvente.
Con menos deuda y menos déficit que la media de las autonomías. Somos
una economía competitiva, que fomenta el I+D+i , donde las
exportaciones han aumentado un 42% durante la crisis.

Una comunidad que puede presumir de ofrecer una educación de calidad y
gratuita para una sociedad más estable y cohesionada, que invierte más
que ninguna otra en este ámbito para favorecer y garantizar la
igualdad de oportunidades.

Por eso, en estos momentos, creo que todos necesitamos un poco de Sur.